Las heridas sexuales

22 sept 2014

© Aina Climent Belart

© Aina Climent Belart

Llegó con tres heridas: la del amor, la de la muerte, la de la vida.
Con tres heridas viene: la de la vida, la del amor, la de la muerte
Con tres heridas yo: la de la vida, la de la muerte, la del amor.
  Miguel Hernández

Sé que el contenido de esta entrada puede suscitar polémica, y también sé que tiene sentido y voy a atreverme a exponerlo. Vamos allá. Igual que en nuestro corazón anidan heridas emocionales desde los primeros años de vida que están esperando a ser sentidas y abrazadas para ser sanadas, el útero de la mujer puede contener heridas sexuales infringidas a lo largo de la trayectoria de su vida sexual. Es más, las mujeres que deciden tener relaciones sexuales reiteradamente con hombres que no las aman, que las utilizan, abusan y/o hieren de diferentes maneras en el acto de penetrar se están exponiendo a que se acumule un dolor emocional de componente sexual en el interior de su útero.

Obviamente, también la mujer hiere sexual y emocionalmente al hombre cuando le maltrata en todas sus formas, cuando le utiliza, desvaloriza, castra, manipula, socava su poder, le insulta, menosprecia, denigra, agrede, provoca, engaña… sin embargo hoy quiero centrarme en las heridas sexuales de la mujer porque el útero es un recipiente que puede contener el daño emocional cuando es tratada como objeto sexual, cuando es un lugar donde diferentes hombres descargan sus frustraciones, resentimientos y residuos emocionales.

Quizás sea cierto que el intercambio de fluidos no es inocuo. De hecho, hay autores que afirman, entre ellos Taisha Abelar en su libro Donde cruzan los Brujos, que las energías se mezclan cuando hay diferentes parejas sexuales y que esas energías permanecen durante siete años en el cuerpo de la mujer. Por su parte, Hellinger es concluyente, dice que cada encuentro sexual crea un vínculo indisoluble. Las mujeres lo percibimos inconscientemente y por eso nos sentimos vinculadas tras el acto sexual. Algunas mujeres sienten estos efectos y deciden ser más cuidadosas y selectivas en la elección de sus compañeros sexuales o incluso se toman un tiempo de celibato.

La liberación sexual ha traído el fast sex, el sexo rápido y utilitario. Hay hombres narcisistas, destructivos y egocéntricos que buscan su propia gratificación y desde su inconsciencia e ignorancia usan a la mujer para eyacular, como un medio de liberar su energía, sus frustraciones e incluso sus impulsos agresivos; hay mujeres que se exponen por ingenuidad e inconsciencia, porque desconocen el precio de echar un polvo con hombres que únicamente las están utilizando. Muchos encuentros sexuales se viven a la ligera cuando en el fondo hay explotación, sometimiento, menosprecio, rivalidad, desvalorización, maltrato. Igual que a nadie le extraña que la mujer cuando es violada o abusada presente secuelas y traumas que necesitan ser sanados, el sexo, aunque sea consentido, cuando se realiza bajo estos condicionantes tiene los efectos que estoy describiendo.

Hay mujeres que no saben poner límites, que no se cuidan, que no son conscientes de aquello que les hace daño, especialmente las jóvenes. El dejarse penetrar indiscriminadamente consume su energía vital y menoscaba su poder y su fuerza creadora. La matriz es un centro de percepción y toma de decisiones; el hara es el centro energético y sede de la vitalidad, del bienestar y el ánimo, cuna de nuestro instinto y fuerza vital, lugar sagrado con el que necesitamos reconectar y ser plenamente conscientes de su extraordinaria fuerza generadora de vida.

Cuando una mujer tiene relaciones sexuales con hombres egoístas que no la aman está acentuando la herida sobre lo femenino. La mujer que da sexo a cambio de amor paga un precio: suele enamorarse al practicar sexo porque su naturaleza es amar en las relaciones sexuales, se abre para recibir y después se siente vinculada. He visto en consulta a muchas mujeres con heridas sexuales y diferentes síntomas físicos y psicológicos (depresión, inseguridad, desvalorización, ansiedad, culpa) que han estado en relación con hombres narcisistas, ausentes en las relaciones sexuales, perdidos en sus fantasías de auto satisfacción.

© Aina Climent Belart

© Aina Climent Belart

La propia mujer se daña cuando actúa desde un patrón masculino, con una sexualidad superficial desligada del corazón, al permitir que el hombre la use para descargar y aliviar su tensión sexual, en un acto sexual que es una forma de masturbación. Ahora bien, aquello que no es bueno para ella tampoco puede serlo para él, tengamos en cuenta que ese mismo trato poco considerado él lo tiene consigo mismo, aunque no sea consciente también está agrediendo a su ánima, su parte femenina.

La pelvis es un contenedor de energías físicas, emocionales y espirituales. Es la zona de la creatividad, expresividad, sensualidad. La matriz es depositaria de la historia sexual, tanto de las buenas experiencias eróticas como las traumáticas. La pelvis refleja la sexualidad, la capacidad para enraizarnos y encontrar nuestro lugar en el mundo. Disfrutar de una pelvis sana posibilita a la mujer gozar de una buena sexualidad y vivir de forma natural sus ciclos femeninos. Cuando la mujer se libera de la coraza de su pelvis la energía fluye y la creatividad se libera, recupera la fuerza y el poder de su hara y empieza a integrar el arquetipo de la mujer salvaje.

La mujer también agrede a su útero cuando rechaza los ciclos sagrados femeninos y cree que la regla es algo molesto que la limita y dificulta su ritmo para actuar en un plano de igualdad con el hombre. Una mujer ha de respetarse a sí misma, confiar en ella, discernir entre lo que le hace bien y lo que le hace mal y actuar en base a ello. Es necesario reconocer el valor y sentido de los ciclos femeninos y sanar el dolor, el miedo y los resentimientos del útero mediante la toma de conciencia y contacto con las heridas sexuales internas.

Una vez que la mujer conoce a un hombre que quiere involucrarse emocionalmente puede suceder que el dolor emocional de componente sexual que ha quedado acumulado en su útero salga a la luz al abrirse las heridas y se manifieste en diferentes síntomas residuales, como cistitis, hongos, inflamaciones, papiloma, cáncer de cérvix y otra sintomatología en la vagina y útero que señala la existencia de problemas y dificultades en las relaciones sexuales. Ese hombre representa a todos los que la han dañado anteriormente y al entrar en contacto con ella se movilizan los vestigios de sus heridas sexuales y emocionales.

Ahora bien, el contacto con un hombre que está en un camino de consciencia, que ha abierto su corazón e integrado su energía femenina facilita enormemente el drenaje de las heridas sexuales y emocionales y le ayuda a sanar su útero. Para la mujer, es bueno que el hombre vea en ella a una Diosa y ella lo abrace en una completa y confiada entrega. Un hombre que honre y reverencie lo femenino es lo que necesita una mujer para curar sus heridas.

La sexualidad tántrica representa una ayuda extraordinaria en la sanación de las heridas sexuales de la mujer -y también para las del hombre- porque tiene un elevado poder transformador capaz de reequilibrar todos los planos, desde el físico y el emocional al espiritual, y hace posible incorporar en cada encuentro amoroso una nueva información en el cuerpo y el alma desde el respeto, la consideración y el amor incondicional. En palabras de Barry Long: “Haz el amor por amor, sólo por amor. Y cuando estés haciendo el amor no esperes nada más allá de ese momento. Si no hay suficiente amor en tu compañero, deja de hacerlo; no hagas el amor”.

Es esencial para la mujer que transita un camino de consciencia ser extremadamente cuidadosa en la elección de sus compañeros sexuales, lo que lejos de estar a favor de la represión o la negación de la libertad sexual significa ir un poco más allá y ser plenamente responsables y conscientes de las consecuencias de nuestras elecciones.

Texto original © Ascensión Belart.

Los contenidos y artículos de este blog están protegidos con derechos de autor “Copyright ©” se pueden reproducir o publicar en Internet parcialmente siempre que se ponga la referencia de la autora y el lugar de procedencia.

127 pensamientos en “Las heridas sexuales

    • Totalmente de acuerdo con el contenido del artículo. Sin embargo, que hay de los hombres… quien les ayuda a ellos a sanar sus profundas heridas?… Quien valora la luminosidad de su falo?… Ellos tienen una naturaleza distinta pero no son malvados, y las dificultades que puedan tener en involucrarse emocionalmente también en ocasiones proviene entre otras, por causas de opresión y castración maternal y matriarcal. Quiero decir que ya va siendo hora de abordar el problema desde una dimensión más holística, que nos ayude a superar el victmismo y a recuperar una comunicación y unas prácticas liberales que nos ayuden a resituar el cariño y la creatividad para la salud el bien común.

      Le gusta a 1 persona

  1. Estoy de acuerdo contigo. Eso de la liberación sexual no es más que un engaño para hacernos creer que somos dueños y dueñas de nuestra sexualidad, pero en el fondo seguimos ejerciendo un modelo sexual masculino, coitocentrista y donde las personas son tratadas como cosas y el sexo como un instrumento. En el caso de las mujeres es mucho peor, ya que socialmente se nos presiona para ser damas y putas a la vez, agrediendo a nuestros cuerpos, sometiéndonos a la voluntad ajena, viviendo una sexualidad desvinculada del afecto, alejada de nuestra esencia y en definitiva, sin respetarnos. Yo también hablaré de ello en mi blog lallavedetusexualidad.WordPress.con.
    Una entrada muy interesante. Te seguiré la pista! Un saludo

    Le gusta a 3 personas

  2. Hola Chon
    Como hombre no puedo más que sacarme el sombrero por escribir tan claro algo que es difícil de abordar incluso con personas muy cercanas. Manipulando el hara trabajando con técnicas de shiatsu en movimiento, te aseguro que se perciben un montón de estas cosas que salen de forma espontánea con un poder brutal fruto del enquistamiento y el aislamiento.
    Lo dicho, un placer leerte!

    Xavi Villanueva

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Xavi por tus aportaciones, las tengo en cuenta. Me encanta que los hombres se impliquen en este tema, como haces tu y han hecho otros. Me hace muy feliz. Así nos iremos sanando todos juntos y sanaremos nuestras relaciones. Un abrazo!

      Me gusta

  3. Reblogueó esto en Luz y Sanación para el Sery comentado:
    No puedo dejar de compartirles este tema tan interesante e importante. No tenemos ni la menor idea (muchos de nosotros), de lo importante que es estar consciente de que cuando tenemos relaciones sexuales con alguién, no sólo se trata de nuestras energías mezclándose, sino de la energía contenida en cada uno de todas las relaciones anteriores. Aqui les dejo cómo funciona la energía en este sentido. Espero les sea de mucha utilidad. Feliz Tarde

    Le gusta a 3 personas

  4. Muy buen articulo, yo vivi hace 8 años un abuso sexual y me ha sido muy díficil, salir adelante en el ámbito emocional, nunca se vuelve a ser la misma después de un hecho así y más todavía cuando el ser que infringío el daño tremendo está libre, casado nuevamemte. y por la iglesia y no ser castigado por lo que me hizo..

    Le gusta a 1 persona

    • Sería muy bueno Blanca que sanaras esas heridas, que no las cargues toda la vida y no te instales en un lugar de víctima. Hay diferentes trabajos sanadores a los que se puede recurrir: expresar el dolor y la rabia en una psicoterapia, sesiones de Reiki y Shiatsu, meditación de la Bendición Mundial del Vientre de Miranda Gray, en las lunas llenas http://www.wombblessing.com/spanish-invitation.html. Merece la pena amarse y sanarse. Un abrazo!

      Me gusta

    • Hola me llamo penelope, estoy de acuerdo con este enlace, ya que me siento identificada, yo he tenido de niña episodios de violación y malos tratos por mis tíos. Pero a lo largo de mi vida no entenadia cosas que me suceden hasta que comencé hablar de ello. Yo misma trabajo conmigo misma, pero tengo que reconocer que se necesita ayuda profesional, lo que pasa que aveces no puedes pagar la terapia.

      Le gusta a 1 persona

      • Gracias Penélope por lo que compartes. Que bueno sería que sanaras esas heridas para no cargarlas de por vida. Existen diferentes trabajos sanadores a los que se puede recurrir, algunos como la meditación de la Bendición Mundial del Vientre de Miranda Gray, en las lunas llenas http://www.wombblessing.com/spanish-invitation.html, no tienen coste. Hay también grupos de mujeres en muchas ciudades donde te podrían ayudar. Merece la pena hacer un trabajo de limpieza y sanación. Un abrazo!

        Me gusta

    • Los hombres dan puto asco.
      Encima lloran y se quejan de lo muyyyy difícil que es ser hombre… Y dicen que las mujeres lo tienen mas fácil porque solo tienen que “elegir” cuando en verdad lo que las mujeres hacen es protegerse de gilipollas que las quieren utilizar como objetos.

      Como si ser mujer se redujera solo a tener 100 tíos detrás que quieren sexo.
      Los hombres envidian a las mujeres por tener lo que a ellos les gustaría, pero que las mujeres no quieren.
      No es muy inteligente por su parte, enviadiar a las mujeres por tener legiones de hombres “interesados” detrás, cuando ellos mismos saben que las mujeres odian, se quejan, y sufren por ser vistas o utilizadas…. Lo saben pero sin embargo pocos caen la cuenta. Estar tan centrados en lo que a ellos les gustaría tener no les deja ver mas allá.

      A parte, por no mencionar como les cambia la visión de golpe magicamente al pensar en sus hijas o hermanas.

      La vida de un hombre se reduce a poco mas que intentar follar. Su sexualidad es plenamente libre. Libre de culpabilidades, libre de ser estigmatizada, o de sentir ninguna culpabilidad por hacer uso de ella.
      Viven libres de todo eso, de embarazos no deseados, abortos, o abandonos, y también de abusos sexuales.

      Todo esta de su lado, y encima, se quejan. Todo es fácil para ellos, a lo maximo que se exponen frente a la sexualidad sufrida y expuesta de las mujeres por parte del trato de esos animales, es a recibir un simple no.de una mujer. Y se quejan.

      A los que hacen esas cosas que te hicieron a ti , a los que abandonan o mienten por sexo, habría que cortarles el pene… 😉 por dañar de esa manera y hacer tan mal uso de el….

      Me gusta

      • Observo mucha rabia, dolor y resentimiento hacia el género masculino en general. Se ve que has sufrido, que algunos hombres te han hecho sufrir, y tu lo has permitido también. No creo que ese discurso te haga ningún bien. ¿A dónde te lleva, a prescindir del 50% de la población?¿Rechazar a tu padre, hermanos, parejas, hijos? Definitivamente, todos los hombres no son iguales. Es cierto que a través de la historia se han dado esos abusos y malos tratos de los hombres hacia las mujeres, ahora bien, también las mujeres hemos tiranizado, maltratado, manipulado y castrado a los hombres. Es hora de cambiar. Se trata de elegir bien, una vez has dejado atrás ciertos condicionamientos respecto a los hombres y las relaciones de pareja, y para ello necesitas un buen terapeuta. Tu sabes lo que has vivido, lo que has mamado. Ya sabes: CREER ES CREAR. Te mereces, nos merecemos crear relaciones de respeto, comprensión, apoyo mutuo, ternura, comunicación y entrega en la intimidad sexual. Muchas personas están dando un salto hacia un nuevo modelo, un nuevo paradigma en las relaciones entre hombres y mujeres. Entre todos podemos cambiarlo.Tu eliges.

        Me gusta

  5. Me gustaron y comparto las ideas principales.. solo tengo una pregunta para la autora: cómo se aplica esta dinámica aquí descrita entre hombre y mujer, en parejas homosexuales? Especialmente entre dos mujeres, pues el artículo habla sobre la sanación del útero y las heridas de la mujer, y como esta necesita un hombre que la respete, etc. No sé si me explico. Quizás lo que pido es una reformulación de estas reflexiones (que repito, comparto) para que tengan validez en todo tipo de parejas. Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    • A modo de ensayo, se me ocurre que en las parejas de mujeres este tipo de heridas son más leves. Entre hombres habría que estudiarlo, pienso que por su anatomía y psicología se pueden herir más entre ellos. Habrá que investigarlo entre todos. Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

      • zaz… entiendo la buena intención con la que escribes esto pero considero que está lleno de prejuicios y conjeturas moralistas con poco fundamento. Todo ser humano es capaz de dañar a otro y por mi experiencia con amigas homosexuales te puedo decir que las heridas emocionales que se infligen son terribles, por obvias razones prefieres decir que estas son más leves ya que no va de la mano con tu discurso de “pobrecitas mujeres maltratadas por los hombres”. Al mismo tiempo mencionas lo de su anatomía dejando mostrar que supones que el miembro del hombre es el responsable del daño infligido. Mi punto de vista es que la mujer tiene derecho a vivir su sexualidad sin ser juzgada y en cambio, este texto, trata de dar argumentos que transmitan la idea de lo malísimo que es que la mujer ejerza su sexualidad si no está amparada bajo el velo del amor. Esto lo complementas con detallitos metafísicos como que está “agrediendo a su ánima, su parte femenina” lo cual es una simple variante de la estructura patriarcal que piensa que una mujer vale por que tanto “cuido” su virginidad y en caso de no haberlo hecho entonces es una “mala mujer” o al menos una “mujer lastimada”. Una gran amiga me decía que cualquier ser humano debe buscar vivir su sexualidad de manera natural y libre y al mismo tiempo ética y responsable. La parte de libre la marcaba para dejar claro que la motivación debe ser interna y así evitar que alguien nos force a hacer algo que va contra nuestra voluntad; de manera paralela lo Natural busca evitar que la carga simbólica que el sexo conlleva no nos haga convertirlo en algo patológico y obsesivo (parafilias). La parte de ética y responsable busca remarcar que necesitamos ser conscientes de las consecuencias físicas, patológicas y psicológicas de nuestros actos tanto sobre nuestra persona como sobre la persona con la que estamos. Y esto es muy importante ya que puedes estar con el hombre más amoroso del planeta y aun así contagiarte de una enfermedad desagradable. Coincido mucho en la parte de pensar bien con quien te relacionas en un plano tan íntimo pero no deja de preocuparme que estás victimizando a la mujer al mismo tiempo que haces un juicio de valor en función de su vida sexual.

        Me gusta

  6. Esta muy bueno, sobre todo habla del respeto a mi entender. En lo único que difiero pero que no es poco, de hecho me parece algo muy importante como para pasar por alto, es que habla de lo sensible y vulnerable como lo femenino, y cuando hablás de que al hombre lo afecta también, decís que él tiene un lado femenino. Eso ya me parece completamente fuera de lugar. Mucho sexismo en esta nota. ¿No será que para todos es igual?

    Le gusta a 1 persona

    • Julián, no creo que haya sexismo. Hablo de las heridas sexuales en las mujeres, y fíjate que muchas mujeres han resonado con ello, esta entrada ha tenido 50.000 visitas. Por su anatomía y psicología, las mujeres tienen mayor receptividad, un útero que puede almacenar muchos recuerdos. Reconozco que las heridas sexuales de los hombres no son muy conocidas para mí. Como escribo en este artículo, el hombre es herido por la mujer de muchas maneras, y él mismo se hiere cuando utiliza a la mujer sexualmente. Cómo un hombre se hiere a sí mismo tiene que verlo él mismo. Un abrazo!

      Me gusta

      • Bueno pero la peor parte nos las llevamos nosotras al ser portadoras de sus mierdas por 7 años no ?

        Me suena a que ellos depositan parte de su mierda en el útero de la mujer, utilizándola como a un contenedor como quien baja a tirar la basura, pero mediante la eyaculacion. Las bolsas de basura seria la eyaculacion con su correspondiente carga energética (y porqueria residual) y el útero el contenedor o cubo de basura……

        Las mujeres por tanto somos cubos de basura. Suena triste decirlo pero yo también creo que es asi.

        Lo que no entiendo es porque si en el sexo participan 2 porque tenemos que quedarnos con la peor parte nosotras y cargar con la porquería de ellos……

        Me gusta

  7. Felicitaciones por abordar el tema de manera tan clara, en mi generación era obligatorio casarte con el himen inmaculado y siempre me rebelaba a aceptar que el valor de una mujer dependiera de una membrana, vi pasar la generaciónde mis hijas y ahora veo la situación de mis nietas donde el indice de madres adolescentes y la trata de personas sigue aumentando, es urgente despertar conciencia sobre la responsabilidad del manejo de nuestra sexualidad mas allá de las consecuencias de un embarazo o enfermedades,somos seres espirituales habitando cuerpos fisicos del sexo que sea.

    Le gusta a 1 persona

  8. Un saludo a todos los que habeis dejado un comentario, y un saludo a Aina, su autora. Primero como ser humano y luego como hombre decir simplemente que es un conjunto de Reflexiones “brillantes” pero a mi ver se han quedado en un nivel superficial de expresión y compromiso. Si, he dicho “brillantes” por que así lo son pero insuficientes. Hemos de partir de las reflexiones de su autora como base pero no debemos de conformarnos con reconocer un trocito de la situacion “problema” y seguir ahondando en él. Reconozcamos que vivimos, nos desarrollados y morimos dentro de un sistema distorsionado y que utiliza a la mujer como un mero producto de consumo; reconozcamos que la mujer se brinda a ser parte del problema acomodandose a las tendencias de la mal llamada modernidad. Acaso nadie es capaz de decir “alto, se acabó”? Hasta que nivel de denigración individual debe de seguir descendiendo la mujer? Si ella no es capaz de poner un límite vamos a seguir descediendo el liston hasta equiparar a la mujer con un clinex, sin derechos, sentimientos ni ilusiones. Seamos justos y ataquemos el problema desde la raíz, llámese Educación Básica, Institutos, Universidades. Una sociedad enfermeda y manipulada tiene patrones de conducta enfermos, el individuo no es capaz nisiquiera de discernir aquello que le conviene, seguirá siendo un paralítico emocional y intelectual. Como dice un antiguo dicho “El viaje más largo empieza dando un primer paso” y yo os aseguro que nisiquiera hemos dado ese paso, nos hemos quedado parados, sintiendonos el ombligo del universo cuando realmente nisiquiera nos conocemos como individuos;nuestro ego es tan grande que nos eclipsa sentir la realidad más profunda y bella de este mundo ilusiorio.
    Mis felicitaciones a todos por dejar su granito de arena, porque de esta manera todos y cada uno aprendemos algo todos los dias. Mis felicitaciones Aina, siempre es un honor poder conocer a mentes lúcidas.

    Le gusta a 2 personas

    • Gracias Vincent. En primer lugar decirte que la autora del texto soy yo, Ascensión. Aina es mi hija y es la autora de las fotos. Es verdad, con las aportaciones de todos este artículo se enriquece. Hay que tener en cuenta que es una entrada para el Blog, y tampoco puede ser muy extensa. Estoy contenta porque ha tenido 50.000 entradas, y eso es un número bastante elevado. Ha suscitado movimiento y reflexión, y ese era mi objetivo. A partir de aquí que cada uno haga sus aportaciones e investigaciones. Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

    • Nunca te has planteafo que los hombres ven a las mujeres como objetos por naturaleza por el mero hecho de tener ojos ? Me consta que por instinto los hombres por el mero hecho de tener ojos cuando ven mujeres desean poseerlas por sus curvas….

      Ellos quieren sexo, ellas relaciones… Tal vez la programación biológica intrínseca de cada uno tenga que ver, y esta en la naturaleza del hombre ser así y ver a las mujeres así por que el atractivo físico femenino despierta ese instinto de base en ellos….

      Tal vez los hombres algún dia puedan evolucionar…. A mi me consta que nacen así y forma parte de su programación como seres rudimentarios que son que todavía siguen con el papel de esparcir la semilla a destajo sin mas implicación que la instintiva….

      Me gusta

  9. Yo me siento coincido mucho contigo y es una reflexión que he venido haciendo al analizar mi trayectoria sexual y mis sentimientos al respecto. Lo que me parece un poco problemático es sobre las características propiamente masculinas o femeninas, que siento, que habría que reflexionar más al respecto. Los estereotipos si bien pueden marcar una tendencia que ayuda a entender lo que sucede en la realidad, pueden ser imprecisos y no dejarnos ver otros fenómenos igualmente importantes.

    Me gusta

  10. Sólo cuando te han herido de esta forma llegas a entender lo profundo del tema. No es que sea sexista el artículo ó trate de victimizar a la mujer. Si no un llamado, un alto a las relaciones sin sentido y sin amor; sinceramente opinaré de lo que más conozco y esa soy yo. Para mi el tener relaciones sexuales fue por un gran amor que sentía, estaba enamorada, creía y quería que él fuera el hombre de mi vida, sin embargo no sucedió así, nos separamos y ya cada quien hizo su vida. Despues de algun tiempo intenté estar con un chico nuevamente y el tener relaciones con él aunque fue de mutuo acuerdo me lastimó enormemente, en el sentido emocional, mi alma aún sentía dolor por aquella relación, se preguntaba porque tuvo que darse a otra persona, no me pude enamorar ni sanar lo que se había roto con mi relación pasada. Terminé con esa persona y duré 1 año sin tener relaciones, me ayudó, creí estar lista para tener otro encuentro y una relación sin embargo había aún en mi dolor y emociones que no me dejaban entregarme por completo a esta tercera persona, ya que mi alma y corazón parecían atrapadas en aquello que di por primera vez (el amor, el cuerpo y el alma). Esa tercera persona también no supo como ayudarme y digo porque tampoco me enamoré ni yo misma sabía como hacerlo, terminamos de mutuo acuerdo yo no me sentía feliz algo no cuadraba. Después de tres años, mi primer amor me buscó, por azares del destino nos reencontramos, e intentamos volver a ser amigos y sanar lo nuestro, pero no se pudo sin embargo yo sabia lo dañada que me sentía y ahora si iba a cuidar no volver a tener una relación sintiendome así, lo logré no tuvimos relaciones sexuales lo cual agradezco ya que él aún seguía dudando de su amor por mi. Debo mencionar que del último chico (él tercero) no volví a tener relaciones a la fecha casi ya dos años. Y quiero seguir así hasta volver a sentir ese amor y entrega mutua que alguna vez sentí, y mientras mi sanación es leer, hacer deporte, tener amigos y amar a mi familia. Cuesta trabajo no involucrarse en seguida por lo primero que sientes, pero es peor estar llenandote de experiencias sin sentido y dañarte a ti misma, porque aunque muchas ahora digan que sólo quieren ó tienen sexo por placer, al final de día esperamos sentir amor y del bueno. Nunca había compartido algo así, pero el tema me llegó, y si alguien le sirve mi experiencia eso es algo.

    Le gusta a 1 persona

    • Tienes mucha razón, imaginate yo que fui abusada sexualmente de los 4 a los siete 7 años por un adulto mayor. No soy ninguna prostituta pero he tenido 5 relaciones serias de pareja y me he acostado desde los 18 a los 26 años que tengo con un aprox de 60 hombres y es increible que este sana, no posea ninguna enfermedad sexual gracias a Dios y no he tenido la gran oportunidad aun de recibir la bendición de ser madre.
      El tema es muy serio, delicado y tabú porque no puedes contarlo a todo el mundo por temor a ser mal mirada como una promiscua, puta, etc… Debido a que el machismo siempre existira y contra eso no podemos hacer nada mas que aprender a amarnos y aceptarnos a nosotras mismas.
      A mi parecer creo que si una mujer es mas adolecente, solo buscara diversión, lujuria, grandes cantidades de placer sin medir las consecuencias porque solo se busca experiencia sin saber el enorme daño que te estas provocando a largo plazo en el transcurso del tiempo a ti misma. Por otro lado y analizando mi situación también me afectaba por un lado fisico, el hecho de que me sentiera mas masculina, poseer una espalda de nadadora, no tener grandes caderas, ser mas bien recta y no poseer un gran volumen en mi trasero, ser plana y no tener casi nada de senos, donde lo único que soñaba era aumentarlas con una cirugía de implantes mamarios para ser felíz y en base a eso me hacia sentir poco femenina.
      Tenia que buscar permanentemente la aprobación de un hombre para saber si resultaba ser una mujer atractiva, deseada y con la gran finalidad de ser amada a pesar de mi fisico, porque de rostro soy muy hermosa y de rasgos caucasicos.
      Pero ya la mujer cuando va superando el rango de los 25 años busca otro tipo de relaciones, mas estabilidad emocional, formar una familia ya que el hecho de sentir que quieres ser madre lo llevas a flor de piel. Te conviertes en una mujer mas emocional y ya no te vinculas por diversión con un hombre, sino mas bien porque tienes un proyecto de vida con el en base a ilusiones, amor, confianza, respeto, cariño, pasión y fidelidad. Por otro lado, también el despecho es un tema que se puede agregar a la situación como algo en contra que te afecta a la larga, y cuando cargas con un pasado tan fustrante como haber tenido varias relaciones de pareja y haberte acostado con muchos hombres creanme que muchas veces llego a pensar que en vida es lo mas kamikaze que puedes hacer, ya que emocionalmente me siento completamente destruida, cargando con una gran pena y la esperanza de que alguien me pueda ayudar a reparar mi corazón, sanar mis heridas y me haga sentir muy amada.
      Con el tiempo también he tenido que aprender a estar sola, pero honestamente creo que mi problema esta en un 50% solucionado al reconocer cada cosa, pero aun así siento que me quiero liberar completamente de esta mochila y se que la otra mitad ya es parte de un profesional, porque vivir pensando que cualquier hombre que conoscas en tu presente cometa el error de usarte, te mantendra despierta la herida y depresión, hara relucir tu pasado que tanto quieres olvidar, sanar y cambiar cada vez que te topas con este tipo de individuos.

      Le gusta a 1 persona

      • Muchas gracias por todo lo que nos compartes, me ha conmovido. Como dices, lo primero es ser consciente, tomar plena consciencia de cómo y para qué hemos permitido lo que nos ha dañado. Hay que comprenderlo, aceptarlo y perdonarse para empezar a sanar a través de diferentes medios y recursos, procurando cuidarse y elegir bien los compañeros sexuales. Cuánto más nos hacemos cargo de nosotras mismas, más nos sanamos, entonces ya no elegimos las parejas desde los condicionamientos de infancia, sino desde la libertad y el amor por una misma. Hay un trabajo profundo y a la vez muy hermosos por hacer. La edad no es impedimento, Eres muy jóven y puedes hacerlo por tí y por toda la humanidad. No te digo que sea fácil ni rápido, es un proceso largo que merece mucho la “alegría”. Es involucrarte el proceso de eliminar dolor del mundo: sanar tu útero y sanar tu corazón. Un fuerte abrazo ❤

        Me gusta

  11. Me pareció un artículo muy interesante, sin embargo no pude evitar sentir una sobre-victimización al género femenino en tus palabras. Es cierto que como mujeres vivimos inmersas en un mundo liderado por el patriarcado, pero aún así tenemos la capacidad de tomar decisiones. Realmente me provoca un conflicto leer, en general, textos en los que la mujer se ve como un ser indefenso y dañado. Hay mucha responsabilidad en el propio género de dichas situaciones. Finalmente, hay una reflexión que me quedó dando vueltas, hablas de que el hombre correcto y consciente puede sanar las heridas sexuales que han dejado pasado amantes pero¿Por qué no puede sanarse a sí misma la mujer, sin la necesidad de tener a un hombre idealizado al lado?

    Me gusta

    • No creo en las mujeres víctimas Constanza, sino en las que se dejan victimizar, las que lo permiten y colaboran en ello. Mi artículo no va por ahí. Si lees mi entrada El arquetipo de la Mujer Salvaje entenderás lo que quiero decir. Estoy contigo en que las mujeres pueden sanar sus heridas a través de psicoterapia, reiki, danza del vientre, La Bendición Mundial del Vientre de Miranda Gray, y otras caminos. Ahora bien, llegado un punto es bueno, es altamente sanador hacer alguna parte de este proceso acompañadas de un hombre amoroso. No somos tan autosuficientes como a veces nos creemos.

      Me gusta

  12. Coincido plenamente con el artículo. Siempre sentí que el sexo vacío es superficial. Mi entorno me cuestiona bastante y les cuesta entender que no concibo el sexo por sí solo desapegado de lo emocional. A veces me he preguntado a mí misma si me reprimía. Pero luego de leer este artículo me di cuenta que no estoy errada. Conservo mi energía para brindarla a quien pueda corresponderme emocionalmente.

    Le gusta a 1 persona

  13. Mi situación es muy diferente a todas las mujeres que opinaron aquí. A mi me pasa que para excitarme con mi pareja estable, yo fantaseo que es alguien que apenas conozco…. Es como si me gustara mas este tipo de sexo casual que ” hacer el amor”. Y le he sido infiel a mi pareja en dos ocasiones buscando ese sexo emocionante con alguien nuevo, sin enamorarme. Estas relaciones no han significado nada para mi. Y en este momento estoy a punto de una histerectomia. Que debo hacer?

    Me gusta

    • Hay algo en tu sexualidad que sería bueno que investigases. ¿Este comportamiento ha sido así desde siempre o a partir de un momento determinado? ¿Qué buscas? ¿Qué tratas de evitar? El hecho de que estés a punto de una histerectomia también es significativo. Lo mejor sería que pidieras ayuda a un buen psicólogo o terapeuta que te ayudara a profundizar en complejo tema de las relaciones sexuales, la entrega y el amor.

      Le gusta a 1 persona

  14. Creo que lo importante para las mujeres es buscarnos a nosotras mismas, conocer nuestro deseo, nuestra sexualidad (particular a cada una) sin que nos influyan los modelos y estereotipos que nos son impuestos. De un lado, todas hemos mamado de una cultura católica represora para la que el placer es pecado, el cuerpo es algo sucio y la sexualidad está destinada exclusivamente a procrear. De otro lado, tenemos la sociedad moderna occidental, liberal, abierta, permisiva, en la que la mujer “se ha liberado” de todos esos tabúes y ahora es libre de hacer lo que quiera con su cuerpo: esa mujer puede buscar sexo sólo por placer, sale a la caza de hombres, se acuesta con ellos sin complejos, practica todo tipo de actividades sexuales con diferentes parejas en total libertad, es multiorgásmica, utiliza juguetitos eróticos, consume pornografía o incluso se graba vídeos para que la vean… Vamos, la bomba sexual.
    Y debajo de esa casta y púdica mojigata, debajo de esa bomba sexual desinhibida, estamos nosotras, nuestra esencia, nuestro deseo, lo que de verdad queremos y nos gusta. Y tenemos que escarbar mucho para encontrarlo porque al final no sabemos qué es lo que realmente deseamos si no nos quitamos esas ideas que vienen de fuera.
    Cuando decidimos tener un encuentro sexual con alguien, ¿es nuestro verdadero deseo, nuestra esencia profunda, nuestra sabiduría interna la que nos habla, o son esos otros modelos aprendidos?
    Pienso que ahí es dónde debemos ahondar. Hay que mirar hacia dentro de nosotras, no hacia fuera. Si las relaciones sexuales se tienen de forma consciente, siguiendo nuestro propio deseo, tratándonos a nosotras mismas con respeto, tratando al otro con respeto y no dejando que él/ella nos trate de otra forma, entonces todo está bien, da igual si lo haces con tu pareja estable o es un encuentro esporádico.
    Muchas gracias por el artículo y por un tema tan importante.

    Me gusta

  15. Es tan difícil transitar en equilibrio lo ideal y lo que hay. Las mujeres conscientes sabemos que lo que abunda es el modelo promiscuo de autocomplacerse el ego y no vincularse emocionalmente, ejercido tanto por hombres como mujeres. Creo que el sexo es una llave fantástica para acceder a reinos superiores de conciencia…pero cuantos hombres en la Tierra saben esto…?? Y con esta perspectiva, qué nos va a tocar vivir en nuestras vidas actuales? El celibato no me parece una opción, pero el vincularme con cualquiera tampoco, entonces: qué opciones quedan? Es muy difícil, y el anhelado cambio de conciencia del 2012, obviamente no llegó, por algún motivo que solo las dinámicas cósmicas saben…
    Suerte a todas!

    Le gusta a 2 personas

  16. Hola Ascencion, muchisimas gracias por lo que pude descubrir, disfrutar, aprender, con las heridas sexuales, es maravilloso que nos compartas tu sabiduria, Dios te bendiga a ti y flia, es un enorme placer conocerte, soy de argentina, buenos aires, abrazo de luz, Vivi.

    Le gusta a 1 persona

  17. Gracias Axbelar por tus escritos, con una mirada profunda, como los desarrollas.
    Reflexionar entre todos mujeres y hombres me parece muy posivito. Me parece que estos espacios que tratan de iluminar este gran desconocimiento que tenemos en relación a abordar nuextra sexualidad de modo mas pleno es muy saludable.
    Saludos desde Argentina- Buenos Aires
    Silvia

    Le gusta a 1 persona

  18. Excelente artículo. Hacer el amor sólo cuando hay amor es cierto porque ese espacio y momento es muy sagrado. Si vamos con rabia o por el hecho de cumplir con la pareja, estamos alimentando al otro de rabia, frustración, desgano. La mujer está diseñada para retener, somos la vasija por ello acumulamos tanto, tenemos celulitis porque rrtenemos líquidos, somos estreñidas porque nos cuesta soltar. De esa misma manera retenemos emociones. Un buen ejercicio es conenzar a soltar, a vaciar, no sólo las cosas físicas de las que te puedas deshacer porque no uses, estén rotas o ya no te sirvan, sino de una emoción en particular que quieras sanar.

    Me gusta

  19. Me encantó tu artículo. Ya me habían hablado de esto en un temazcal de sanación energética del útero en el que participé y es verdad que una se siente liberada. Por el momento, tengo una pareja que viene de una cultura distinta a la mía, y que sabe honrar lo sagrado femenino. Él me ha ayudado a conciliar mi femenino y masculino; ha sido una transformación tan necesaria como enriquecedora. La liberación sexual es una de las tantas falacias con las que nos someten, así que como mujeres debemos ser selectivas, por nuestro propio bien. Saludos desde México.

    Le gusta a 1 persona

  20. Me sentí super tocada por tus palabras. .. sentir que uno es el objeto es lo peor… quiza aún tenga esa caparazón… y creo que me costará librarme de ella… quizá por eso mi vida el ultimo tiempo se ha visto de tonalidades obscuras… me has hecho reflexionar demasiado! Gracias!

    Le gusta a 1 persona

    • Aulalia, en los comentarios de este artículo hay sugerencias para sanar el útero. Sentirse “tocada” es bueno para tomar conciencia y buscar sanar las heridas emocionales y sexuales. Te deseo un buen Camino!

      Me gusta

  21. Es muy difícil sintetizar lo que quieres expresar en tan sólo una entrada de blog. Pero lo has hecho fenomenal. Me ha parecido muy interesante, me ha recordado el camino que transito (a veces parece que se me olvida, o que me retiro porque mi momento es puramente terrenal). Tengo 40 años y todavía se remueve algún tipo de herida “muy antigua” y sé que tiene que ver con la agresión sexual y la brutalidad. El libro de Taisha Abelar para mí es un referente de lo que tratas de transmitir con esta entrada. Recuerdo vibrar leyéndolo y “entender” la imagen de mi misma. Creo, siento que dejé mi energía y parte de mi autenticidad en cada acto sexual del pasado hasta cierta edad. Algo de esta energía la he podido recuperar, pero todavía hay trabajo y todavía se suceden episodios de mucho misterio. Ahora no siento pérdida energética por el respeto con el que sucede cada acto sexual en mi presente. Los orgasmos me conectan con experiencias imposibles de explicar con palabras, a veces sanadoras, a veces dolorosas. Yo no siento que estés hablando de victimismo, si bien es cierto que, anclarse en esos recuerdos o sensaciones cuando te vienen, te hace avanzar a pasos muy muy lentos. Comprender la herencia familiar, ancestral, y descubrir que tus recuerdos están en tu cuerpo, no es fácil de asimilar. También siento que he tenido que prestar muchísima energía a mis hijos y es por ello que siento que no acabo de remontar. Pero sigo en el camino, y me siento viva, y ahora sé que debo prestar especial atención a algunas partes de mi cuerpo en concreto, entre ellas, al útero.
    Abrazos y bendiciones.
    Inés.

    Le gusta a 1 persona

  22. Guardaré esto para que mis hijas, hoy de 3 y 5 años, lo lean cuando sean adolescentes, no tengan que llegar nunca a lamentar heridas y consigan tener esa conciencia que es la que de verdad, les hará LIBRES

    Le gusta a 1 persona

  23. Muy bueno, tan necesario es amarse sexualmente. Todos venimos de allí y sin embargo existe un total desconocimiento del rol espiritual del sexo. Tuve el honor de conocer a Barry Long y su enseñanza al respecto. Cambió radicalmente mi vida. Muchas gracias

    Le gusta a 1 persona

  24. Hermoso art!! Los muchachos estos esperando el de nosotros…
    Vieras que importante es el trabajo de la mujer en esta época que después que se conozca y enfoque lo que quiere; va tener que enseñar al hombre a amar… Todas las cabronas que vemos en la vida son mujeres mal amadas, por cabrones… De quien es la culpa no importa, somos víctimas de manipulación…
    Abrazo

    Le gusta a 1 persona

  25. Hola, gracias por el artículo.
    Yo creo que las mujeres tenemos más heridas sexuales que los hombres, por el patriarcado existente. Muchas más mujeres que hombres son violadas, usadas como objetos sexuales, esclavizadas sexualmente… muchas más. También hay hombres abusados, violados, etc… desgraciadamente, pero las mujeres nos llevamos la palma. Muchas mujeres, sobre todo mayores, hablan de tener que cumplir con el marido, e imagino que hay jóvenes que también se encuentran en ese papelón. Crecemos en una cultura en que la mujer debe estar dispuesta a las apatencias del hombre. Así, que una manera de curar y no crear heridas es dejar atrás este machismo que daña tanto a todo el mundo, hombres incluidos.
    No creo que un encuentro sexual con alguien que no te ama o que sólo quiere sexo para descargarse tenga tantas consecuencias, de verdad, creo más bien que las heridas sexuales se crean de actos violentos, abusivos, y se crean, sobre todo, en la infancia. Evidentemente, cuánta más calidad en una relación sexual, mejor, pero me cuesta pensar que gente que es liberal sexualmente esté cargando con tanta herida, no lo creo. Depende también de qué esperas y de qué te dan.
    Pero me quedo con el fondo del artículo, amarse a una misma por encima de todo. Gracias.

    Le gusta a 1 persona

  26. referente a grupos solo comentar que existen las tiendas rojas, donde mujeres nos encontramos para compartir y celebrar nuestros cuerpos desde una visión liberadora y no patriarcal, donde comprendemos nuestros ciclos y nuestra sexualidad. Buscando tienda roja o carpa roja encontrareis muchos links de interés y tiendas en diversos lugares.

    Le gusta a 1 persona

Me gustará saber tu opinión. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s