Bendito virus

bendito virus

 

Mañana es mi es mi cumpleaños. El cumpleaños más extraño de toda mi vida, hasta ahora. Lo celebraré a solas, conmigo. No me será difícil, tengo tendencia por la configuración planetaria de mi carta astral a recluirme, a buscar la intimidad conmigo misma y desde ahí, crear. Este año lo noto aún más, varios planetas están transitando en capricornio y me pasan por encima. Además, estoy escribiendo una novela, con lo cual quiero aprovechar al máximo este tiempo de cuarentena. Las cuarentenas son interesantes, sirven para hacer cambios sustanciales. Algunos psicólogxs las recomendamos para hacer cambios en las dinámicas relacionales.

Reconozco que esta semana he tenido algún momento de miedo, no tanto por mi o por mis allegados sino al presentir la crisis mundial. El jueves ya me sentí en otro lugar, recordé que crisis es peligro y oportunidad. Y en verdad, así es. Hace muchos años le preguntamos a un chino y nos confirmó que el ideograma chino para crisis constaba de dos ideogramas, peligro y oportunidad. De hecho, nos lo dibujó.

Muchas personas lo van a pasar mal; va a haber grandes cambios internos y también sistémicos. Nadie sabe a dónde nos lleva esto. Todos vamos a sufrir pérdidas y también ganancias. Ahora veo la oportunidad para todxs, aún con las pérdidas que esta crisis conlleve. Esta cuarentena nos hace PARAR, nos lleva a casa, a interiorizarnos, escucharnos, estar en el núcleo familiar, a hacer esas cosas que siempre posponemos.

Tiempo para unx mismx, para crear, escribir, pintar, escuchar música, leer, meditar, hacer yoga, jardinear, hacer mari kondo, hacer (nos) el amor etc. Tiempo en pareja, en familia y a solas. Esta crisis nos pide confianza para afrontar el miedo al aislamiento, el miedo a enfermar, a la pérdida de dinero, el miedo a la muerte. Nos confronta con la vida y la muerte, y por ello nos lleva a valorar lo verdaderamente importante, a hacer un cambio profundo en el sistema de valores y volver a lo esencial.

Es bueno aprovechar para alimentar nuestra alma y reforzar sistema inmunológico (respirar, comer bien, beber agua, dieta alcalina). Disfrutar del tiempo que nos han regalado para reflexionar sobre lo que queremos y no queremos, de lo que necesitamos y lo que nos gustaría manifestar. Volver a ser la niña o el niño que fuimos, tiempo de RECREO: jugar y crear. Crear en todas sus facetas: cantar, bailar, escribir, pintar, cocinar. La oportunidad para crear un nuevo mundo. Si todxs cambiamos, el mundo cambia. Curiosa primavera 2020 nos espera!

Al mismo tiempo, el virus nos hace responsables de la salud de los demás. Cuidarme para cuidar al otro. Cuidar de las personas más vulnerables, sabernos responsables del bien común. Nos pide confianza, solidaridad, compasión, altruismo, empatía, cooperación. Pensar en los demás y ser responsables de no propagar el virus. Cada uno es responsable colaborador de la salud de todxs. Pienso, como muchxs, en el personal sanitario y sus esfuerzos para atender a miles de personas, desbordados por los recortes en la sanidad pública y entregados a su labor profesional. Nos pide responsabilidad, frente al egoísmo y la inconsciencia.

Para la Madre Tierra, este parón general es un respiro, una oportunidad para la regeneración y la recuperación de los estragos del capitalismo depredador. Parece que al fin lo arquetípicamente femenino se impone: SER, no hacer. Sentir, conectar con nuestra vulnerabilidad, cuidar, colaborar, volver a casa, pensar en los demás, ir hacia adentro, contemplar.

Todos vamos a perder y también vamos a ganar. De momento, yo voy a perder consultas y la celebración familiar de mi cumpleaños. Doy gracias a la sabiduría de la Vida, ella sabe más y encuentra la manera de darnos la oportunidad de generar una masa crítica suficiente para elevar nuestra vibración y que manifestemos un cambio de consciencia global. Ahora es evidente la interdependencia de todas las cosas, que somos UNO. Este es el cambio que estábamos esperando. Unidxs podemos transformarnos y evolucionar.

Estamos cambiando la Matrix, nos estamos reseteando en un proceso de Ascensión y transformación alquímica de reconexión celular. Podemos contribuir a este reset emocional, a este reset alquímico practicando la respiración pulmonar y también ovárica. Es hora de integrar todo aquello que sabemos hace tiempo que es bueno, de escuchar el llamado de nuestra alma y conectar con nuestra verdad. De integrar el auto cuidado, el amor a uno mismo y a los demás a nivel cotidiano. Estamos ante una oportunidad de un salto cuántico a nivel global a través de una transformación de conciencias.

Y al fin, preguntarnos: ¿qué elijo, miedo o amor?

Yo elijo AMOR.

En última instancia, nos toca rendirnos al cambio, la transitoriedad y la impermanencia.

Rendirnos al misterio de la Vida.

Texto original © Ascensión Belart

 

Los contenidos y artículos de este blog están protegidos con derechos de autor “Copyright ©” se pueden reproducir o publicar en Internet siempre que se ponga la referencia de la autora y el lugar de procedencia.

 

6 pensamientos en “Bendito virus

  1. Estimada Schon, disculpa’m la manca de dièresi, per molts i molt bons… Gràcies per oferir-nos la teva saviesa essencial des d’una atalaia d’inmensa experiència i coneixement… Bruf i celebr la teva efemèride des de la casa feta llar de calma i pau, amb els tres moixos i la filla… Sempre amb l’ànim del Pelegrí que tu bé coneixes. Una abraçadassa ben forta i agraïda!!

    Le gusta a 1 persona

Responder a ana Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s