Las ideas locas

7 marzo, 2014

 

© Aina Climent Belart

© Aina Climent Belart

Las ideas locas es un término que se utiliza en el Programa SAT (Seekers after true) de la Fundación Claudio Naranjo y se refiere a los pensamientos inconscientes y distorsionados, las ideas irracionales que no representan la realidad objetiva y son la base de nuestra neurosis. Son creencias sobre la vida, sobre uno mismo y los demás subjetivas y parciales, que se forjaron en la infancia y determinan gran parte de nuestra percepción y los patrones de conducta. Sigue leyendo

El mito de Arcadia

24 febrero, 2014

Arkadia from Made in video on Vimeo.

Imágenes oníricas de la recreación del mito de Arcadia, una región de la antigua Grecia. Un país imaginario creado y descrito por poetas y artistas del Renacimiento y el Romanticismo. Un lugar donde reina la felicidad, la sencillez y la paz en un ambiente idílico habitado por una población de pastores que vive en comunión con la naturaleza. Sigue leyendo

La torre de marfil

11 febrero, 2014

© Aina Climent Belart

© Aina Climent Belart

En numerosas ocasiones he escrito y hablado con convicción sobre las bendiciones de la soledad. Estar solo es necesario, especialmente tras la ruptura de una relación: darse un tiempo para hacer el duelo, ocuparse de sanar las heridas, aprender a amarse, cuidarse y respetarse. Es un proceso indispensable para madurar e incorporar al adulto, y convertirse en el padre y la madre que uno necesitó. Lo que llamo hacer el ocho: hacerse cargo del niño interior, llenar los vacíos y las carencias de la infancia, aprender a sostenerse. Sigue leyendo

Separarse es decir adiós

14 enero, 2014

Foto © Aina Climent Belart

Foto © Aina Climent Belart

La gran mayoría de los  hombres y las mujeres conocemos el “mal de amores”. Todos pasamos alguna vez por la separación en una relación de pareja, e incluso varias veces. Separarse es una decisión dolorosa a la que se llega exhaustos después de muchos intentos de acercamiento, discusiones, desacuerdos, dolor y frustraciones. Tristemente, nos vemos en la tesitura de decir adiós. Seguir juntos no hace más que añadir más dolor a la herida que la pareja lleva tiempo infringiéndose mutuamente. En algunos casos es una decisión unilateral, uno se dice: “hasta aquí llego contigo”, y al otro le pilla por sorpresa y queda en estado de shock e incredulidad. Sigue leyendo